Patrimonio Mundial. Sitio Dólmenes de Antequera

Dólmenes de Antequera

El 16 de julio de 2016 la UNESCO incluyó en su catálogo al sitio de Los Dólmenes de Antequera, que pasó a convertirse en el primer conjunto megalítico de la Europa continental.

Dolmen de Menga

Dolmen de Menga

Después de años de estudios, el arqueoastrónomo Michael Hoskin, de la Universidad de Cambridge, comprobó que a diferencia de otras construcciones megalíticas localizadas en la zona del Mediterráneo, las piedras de Antequera, no estaban orientadas a la salida del sol si no que lo hacían en dirección a la Peña de los Enamorados, peñón con una morfología muy peculiar que recuerda la cabeza de un indio tumbado, y que debe su nombre a una leyenda que cuenta que dos enamorados (un cristiano y una musulmana), se arrojaron desde lo más alto de esta montaña al no poder vivir su amor; también, el conjunto megalítico de Antequera, está orientado al Torcal, paraje natural famoso por las caprichosas formas que adoptan sus rocas debido a la erosión sufrida por sus piedras calizas.

Peña de los Enamorados

Peña de los Enamorados
Característica por su morfología, parece la cabeza de un indio tumbado por lo que también es conocida como “El Indio de Antequera”

El Sitio de los Dólmenes de Antequera está formado por los Dólmenes de Menga, Viera y El Romeral. Entrar en cualquiera de los Dólmenes, es transportarse miles de años atrás. Los estrechos pasillos de piedras, la poca luz, el entrar en las entrañas de la tierra, hacen sumamente especial e incomparable la visita a este lugar.

El Dolmen de Menga se trata de un sepulcro construido por grandes piedras donde se pueden distinguir un atrio, un corredor y una gran cámara funeraria. En su interior, se encuentra un pozo muy profundo y estrecho, que supone un recurso extraño en este tipo de construcciones.

El Torcal

El Torcal

El Dolmen de Viera, es un sepulcro en forma de pasillo de 21 metros, que culminan en una cámara cuadrada en cuyas piedras se pueden apreciar restos de pintura rojiza.

El Romeral está compuesto por un corredor más pequeño que los anteriores. Al fondo, se encuentran dos cámaras circulares, que se supone, estaban destinadas a las ofrendas.

El sello muestra un dibujo donde aparecen estos tres elementos tan significativos de Antequera: los Dólmenes, el Torcal y La Peña de los Enamorados.

Matasellos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *